jueves, 10 de noviembre de 2011

Literatura vampírica: Carmilla, Joseph Sheridan Le Fanu

Carmilla fue escrita por Joseph Sheridan Le Fanu en 1872. Al tratarse de un cuento corto fue publicado en una colección (In a Glass Darkly).

     

Recomiendo este autor a todo aquel que esté interesado en la novela gótica y de terror, pues Sheridan Le Fanu sabe muy bien como jugar con la atmosféra para crear un clima de misterio.
Además este autor se considera como el padre del cuento de fantasmas isrlandés de la época victoriana.
Quien quiera leer más sobre él y su obra puede pinchar aquí.

PERSONAJES Y ARGUMENTO DE LA OBRA.


Con la descripción de esta mujer, o mejor dicho, de esta vampira, Le Fanu hace que nos acordemos de la temida Condesa Báthory, también llamada Condesa sangrienta. Pues también es un ser ávido de sangre, malvado y que se siente atraída por las mujeres. Además la descripción física (porte distinguido, ojos negros...) , hace que la recordemos.
Laura es una muchacha que vive con su padre y cuya vida cambia drásticamente tras el encuentro con esa carroza que se descarrila. De esa carroza sale una mujer muy asustada que pide al padre de Laura alojamiento para su hija enferma mientras ella tiene que realizar una misión de vital importancia. Esa hija no es otra que Carmilla.
Carmilla se va a vivir con Laura y su padre, y en el transcurso de la obra podemos observar una especie de enamoramiento entre ambas, rasgo muy sorprendente de la obra, pues, en esa época la homosexualidad era un tema tabú.
Carmilla tiene costumbres extrañas como cerrar con llave su habitación todas las noches, no responder cuando tocan a su puerta de madrugada y levantarse a mediodía.
A pesar de todo esto nadie sospecha de su verdadera naturaleza, ni siquiera Laura, que tiene horribles pesadillas en las que una mujer entra en su habitación y le muerde en el cuello dejando dos pequeñas marcas moradas en su cuello casi imperceptibles.
Laura y su padre no descubren quien es verdaderamente Carmilla hasta que aparece en escena el General, quien les cuenta que su sobrina murió.
El General se encontró tiempo atrás con una señora y su hija, la cual se suponía que estaba enferma y le pide que cuide de ella un tiempo mientras ella lleva a cabo una labor ineludible.
El General acogió a esta chica llamada Millarca en su hogar y, poco a poco su sobrina fue languideciendo, de la misma forma que lo hacía Laura.
El padre de Laura y el General se dan cuenta de que Millarca y Carmilla son el mismo ser, por lo que uniendo  fuerzas con El Barón Vonderburg (un hombre que aparece en la obra de repente, y cuya figura se asemeja a la de Van Helsing de Drácula), abren la tumba donde se suponía que descansaban los restos de Carmilla y allí se la encuentran fresca y viva. Acaban con ella de una forma típica: le atravesaron el cuerpo con una estaca, le cortaron la cabeza, quemaron su cuerpo y echaron sus cenizas al viento, con lo que se nos dice que
libran a la región de vampiros.


   


INFLUENCIA



Carmilla fue una de las obras precursoras en su género y es notable su influencia en la obra de Drácula.
Es de especial mención el tema del lesbianismo, tabú en aquella época y presente en el relato.
El personaje de Carmilla está inspirado en la Condesa Sangrienta (Ersébet Báthory).
Esta obra ha sido llevada al cine numerosas veces en diferentes versiones, sirvió de inspiración en el anime, en el cómic, en la música, e incluso en los videojuegos.



Carmilla no es una obra erótica en la que dos mujeres se acaricien de forma sensual para excitar a nadie, es una novela sobre un vampiro que llega a amar a su víctima de una forma que deja lo sexual fuera de sus deseos y expectativas.

Para descargar Carmilla, Pincha Aquí

2 comentarios:

  1. ¡Estupendo monográfico, una vez más! Persistiendo en la enigmáticamente oscura estela de Polidori, era de recibo una pausa en este literato visionario, cuya inspiradora 'Carmilla', como bien reseñas, ha servido para nutrir obras creativas de toda índole durante los siglos postreros a su publicación. Y tienes razón que no es un relato explícito, pero con qué facilidad se dispara la imaginación cuando se trata de un personaje tan cautivador ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu valoración.
    Algunas películas (sobre todo en el remake de algunas antiguas y películas cómicas como Lesbian Vampire Killers), abusan demasiado del lesbianismo de Carmilla y más que dar rienda suelta a la imaginación lo que hacen es caer en la vulgaridad y aprovecharse del morbo que le puede dar a ciertas personas ver a dos mujeres juntas.
    Lo que me da rabia es que se olviden de que realmente Carmilla es, antes que lesbiana, vampiro, pero un vampiro muy curioso, ya que se enamora de su víctima.
    Creo que en este libro hay cosas más sorprendentes que su homosexualidad, la verdad (aunque algunos directores de cine no lo vean igual).
    El libro de la siguiente entrada será Drácula de Bram Stoker.

    ResponderEliminar